Natanael

Monday, May 22, 2006

Eurovisión, Demo-Acracia e Inteligencia Global.

Se nos llena la boca hablando de Democracia, e incluso los descendientes ideológicos de don Francisco Franco, dictador llamado Generalísimo -palabra que causó furor en el exterior de nuestras fronteras, pues superlativizar lo que no era superlativizable fue muy creativo, y perdonen lo estúpido de mis verbos- la usan con fervor y ardor guerrero, como si el esgrimirla diese un poder especial. La Democracia tal y como la crearon los griegos, distaba mucho de ser como es hoy - no voy a dar una clase de historia, pero los griegos eran unos cabroncetes muy salados, y hay que recordar que no todo el mundo era considerado ciudadano-. Incluso la democracia hoy dista mucho de ser como es hoy, quiero decir, que no es democracia en su estado puro. Gracias a la forma de calcular los votos, no todos los votos valen lo mismo.

Citando a Martín Sheen en su papel de televisivo presidente de los EE.UU. la democracia es un sistema en el que elegimos, no lo que queremos decidir, sino a las personas indicadas para que decidan por nosotros. Curioso es que los propios americanos hayan olvidado eso: al ser entrevistados los votantes de Bus hijo, decían que le votaron porque les parecía más cercano a ellos, o que le veían capaz de tomarse algo en un bar... dejaré esta circunvolución, en la que podría perderme, y continuaré diciendo, que la democracia fue un día cosa de unos pocos, que no todos los ciudadanos tenían derecho a votar. Hoy se supone que sí. Es mucho mejor que la dictadura, que nadie piense que estoy haciendo apología de nada parecido, pero...

Casi todos admitimos que la tele es una basura, pero se sigue viendo. Eso convierte en muy rentables programas que son clasificados como tóxicos para los niños, embrutecedores por los psicólogos y simplemente de malos por mí, por no meterme en más discusión. Admitamos que con la literatura pasa lo mismo, los libros más vendidos son, según algunos críticos, verdadera mierda, digna de terminar quemada -yo es que disiento de eso también, pero dejaré la literatura para otros colegas-.

Lo que ha sucedido con eurovisión ha sido un fenómeno impresionante: ha bastado que cambie el sistema de votaciones para que salga elegido un grupo Heavy de allá por el norte, un puñado de chavalotes disfrazados de diablos, algo impensable cuando las votaciones iban “por otros derroteros”. ¿Podría pasar lo mismo con el premio Planeta? Por supuesto, podría pasar con casi todo. Sería la dictadura de la mayoría sobre las minorías cualificadas. En estos días en los que todo, gracias a las TICs podría ser sometido a referéndum automático, vale más que nunca la manipulación - a veces nada sutil - a la que nos someten los medios. Merece la pena mantenernos poco educados, desensibilizarnos, disgregarnos mediante promesas cuasi religiosas realizadas por políticos. ¿Podemos imaginar un mundo en el que la investigación sobre el cáncer estuviese sometida a un programa tipo gran hermano?

Aunque, claro, puede que seamos los que así pensamos los que estamos equivocados. Puede que lo que es poco adaptativo, es pensar que hay una televisión mejor, que pude educarse mejor a la gente, que la vivienda debería ser más barata y que la cultura nos hace libres. No digamos los que se dicen a sí mismos cualificados... los críticos de cine, los literatos, los académicos...

¿Es la democracia la menos mala de las maneras? ¿Alguien puede llegar con una alternativa?

Yo niego la existencia de una Inteligencia Colectiva. Creo que alguna mente poderosa podrá levantar a una masa que no sabrá como ha llegado hasta allí, pero que está cabreada. Desde luego, pensar que lo van a sacar ellos solos...

Y uno de estos días, como aplica esto al sistema empresarial...

3 Comments:

At 2:52 PM, Blogger Telémaco said...

"La demencia es algo raro en los individuos, pero en los grupos, los partidos, los pueblos... constituye la regla" Nietzsche.

Yo lo que tengo claro es que "éste" no es el mejor de los mundos posibles. Lo cual es el primer paso imprescindible para conseguir cambiarlo.

 
At 2:52 PM, Blogger Telémaco said...

This comment has been removed by a blog administrator.

 
At 12:01 AM, Blogger Duelos y Quebrantos said...

Yo creo que lo que sí que hay es una *estupidez colectiva*. La masa es un rebaño, se deja conducir por pastores que esgrimen bastones tan dialécticos como "la igualdad", "la justicia", "el interés general" o "la paz".

Pero también dicen que los pueblos tienen los gobernantes que se merecen. Eso quiere decir que los americanos se merecen a Bush, y nosotros a la sarta de gobernantes que venimos teniendo desde que el general con superlativo se fue al hoyo. Puede ser, puede ser. Y puede educarse mejor a la gente, sí, pero yo soy pesimista: tal y como evoluciona la sociedad, siempre habrá un grupúsculo máyor o menor de personas que saben lo que se dicen (o creen que lo saben), y un enorme rebaño de individuos que se dejan llevar - porque el pasotismo también forma parte de la sociedad, y pocos hay que se movilicen por las cosas verdaderamente importantes, ni siquiera cuando el político de turno levanta el dedo hacia el cielo.
Eso, si lo piensas, se parece bastante al sistema griego en la práctica. Solo que a nosotros se nos engaña haciéndonos creer que tenemos más capacidad de decisión de la que en realidad poseemos. Sí, nos dejan elegir el ganador de Eurovisión, un caramelito para el nene, para que esté tranquilo.

Si hubiera votaciones comunales para el premio Planeta, puede que la gente acabase eligiendo al mismo ganador, ¿no te has dado cuenta de cuánto se venden esos libros? (y yo opino que en general son pésimos, con conocimiento de causa, he leído alguno que otro) Si es que somos todos unos borregos, ya lo decía yo.

 

Post a Comment

<< Home